martes, 23 de noviembre de 2010

La fe en las tormentas de la vida

Muchas veces la vida no es sencilla. Siempre de alguna manera me quejé de mi infancia, por no haber tenido una familia típica, pero mirando hacia atras y con el tiempo me di cuenta que en realidad fuí muy bendecida, porque a pesar de no tener un padre presente como el resto de mis amigos, tuve algo muy reconfortante como una madre que se rompía el lomo de sol a sol y me ha enseñado mucho en la vida y dos abuelos increibles, que jugaron el rol de papá y un poco de mamá, ya que la mía pasaba en su trabajo largas horas.
Mirando hacia atrás me doy cuenta que Dios hizo cada cosa con sabiduría, porque de cierta forma tuve que crecer y madurar ciertas cuestiones de la vida antes de tiempo... Sin saberlo estaba siendo preparada para esta dificil tarea de tener un ñiño "diferente" para esta sociedad que vivimos, porque para mi el es perfecto, sin una gota de maldad y totalmente puro. Es lo mas parecido a un angel y fuí bendecida al tener a este enviado de Dios. Lo llamo "enviado de Dios" porque gracias a todo lo que el trajo a mi vida es que pude reconciliarme con Dios, pasé un período de mi vida pensando que no necesitaba de El, que yo todo lo podía, y cuando llegó el diagnostico me di cuenta que solo habia una persona que podria ayudarme a superar este nuevo reto: El. Ni mas ni menos que Papá Dios. Si no hubiera experimentado con anterioridad su amor en mi vida, no se que hubiera sido de mi. Antes de volver a depositar mi fe en El tuve períodos de crisis muy agudos, horas angustiantes en las que me encontré sola con mi Agus, y no había forma de que yo pudiera llamar su atención o tener su mirada por un momento. Llegue a golpear cacerolas a su lado para ver si con el ruido lograba el deseado contacto visual y nada. En esas horas una mentira asolaba mi mente, sentía que el no me necesitaba y sentia la soledad como un container sobre mi cabeza. Demasiado peso. La idea de quitarme la vida sobrevoló varias veces en mi mente pero yo sabía que podía abrazarme nuevamente a la esperanza, solo debía hablarle y tenia la certeza que El me escucharía. Un día, por la tarde, Agustin tuvo una crisis de llanto(en las que se golpeaba fuertemente contra las paredes o el suelo y en el medio te pateaba, pegaba, mordía y rasjuñaba)que duró unos 40 minutos. Si cinco minutos pueden ser eternos en ciertas ocasiones, podrán imaginarse 40! Eso me llevó a arrodillarme al lado de mi cama, a pocos metros donde estaba Agustin. Tome una almohada y la puse contra mi cara. Lloré, gemí, grité...¿Por qué a mi Señor? Finalmente estaba entablando conversación nuevamente con El. En medio de la tormenta buscaba la paz que tanto necesitaba. Y la tuve. Sentí la presencia de Dios rodeando mi vida. Y supe que desde entonces transitaría este camino de su mano, aferrada a la esperanza que solo El podía darme, pues en los momentos mas oscuros de mi niñez sentí su misma presencia que me daba la certeza que no existia cosa que no pudiera superar.
Hoy de su mano transito la vida, con la felicidad, pureza y entereza que solo El puede darme. El conoce todos mis caminos, nos ha abierto cada puerta en el tratamiento para Agustin, nos da dado conocimiento para saber que cosas le hacen mal a mi hijo, nos ha dado sabiduría y ciencia y hoy somos felices por El. No crean que el de ese día fue la ultima crisis de mi hijo, no. Tuvo muchas mas que pudimos superar por su gracia, y porque nos dió conocimiento para entender que el Autismo no es solo un trastorno psiquiatrico como nos vendieron, sino que en el caso de Agustin y otros miles de niños hay mucho biologico. Nos despedimos de esas crisis quitando de su dieta el gluten y la caseína, dos proteínas dificultosas para sus enzimas digestivas, suplementamos los nutrientes necesarios, ya que tenia niveles bajisimos de vitamina C , otros antioxidantes y minerales esenciales que intervienen en el mecanismo de oxidación celular y metilación, mecanismo tambien afectado por la presencia de metales pesados, elementos toxicos, toxinas y virus intestinales a causa de las multiples vacunas dadas en un mismo día. En una ocasión hasta sextuple, es decir seis vacunas en un mismo día en un sistema inmunitario, digestivo y nervioso aún en desarrollo...
No dejen de visitar mi blog www.autismo-diariodeunamadre.blogspot.com para mas información sobre Tratamientos Biomedicos.
Cuando empezamos a adquirir conocimientos y a buscar mas, nos dimos cuenta que aqui en Argentina habia información web nula del tema. Luego descubrimos algunas paginas y grupos extranjeros y fuimos como abeja al panal a buscar información. Luego una mamá increíble hizo una red de alquimia del autismo y en Enero de 2009 empece a escribir mi blog, un poco para descargar las emociones, otro poco para dar información. Creo que es un cambalache de cosas, pero siempre a partir de mi propia experiencia y de los pasos que dimos en busqueda de tratamientos. Algunos los publicamos y otros no, ya los publicaremos.
En el medio conocimos padres y madres maravillosos a los que nos une una gran amistad y celebramos cada logro de sus hijos, asi como ellos se alegran de Agustin, tambien conocimos de los otros, pero no vale la pena dedicarles ni un renglon. Podria contarles cosas y cosas, pero no van acorde a mi corazón, y solo deseo el bien para todos, sean amigos o no. De los que me quisieron perjudicar, El se encargó y lo seguira haciendo, pues tengo mi esperanza y confianza depositada en mi Dios; El nunca nos ha dejado, ni en las peores tormentas de la vida. Jesús dió su propia vida cada uno de nosotros, como no nos va a dar todas las cosas?
Algunos que lean esta entrada pensaran que estoy loca, que soy fanatica o mística, pero lo que intento es traer un mensaje de esperanza, y contarles que Dios siempre tiene los brazos abiertos para sus hijosm aún en las tormentas mas poderosas de la vida. Hoy y cada día podemos abrazar la esperanza.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada